14 de mayo de 2008

Colonias infantiles

Hace más de 10 años (cómo pasa el tiempo, no?) que me metí en el tema de los campamentos de Colonias infantiles en Ardoncino (León).
Aquel año había sido complicado. Estaba ya hasta el gorro de la facultad, de la cromatografía, de las disoluciones y de todo el trabajo que me llevaba por aquel tiempo el seminario de investigación. De Cáritas, dónde colaboraba como voluntario, me llego una carta en la que pedían algún voluntario para ese verano.

Tras un par de llamadas a la responsable del programa y explicarme cómo era más o menos el rollo, no lo dudé. Mis contactos se llamaban MªJosé y Alicia. Con ellas, tras alguna que otra confusión, quedé una tarde de junio en una "cita a ciegas" en la vieja estación de ALSA de Gijón.
Allí empezó todo!!. Conocí esa misma tarde a Luisfer, Bego, Jorge y Javi. Intenté aportar mi "inexperiencia" a todo el buen hacer y veteranía de este grupo.

Ese campamento fue muy intenso. Conocí a un montón de niños y me sorprendí por primera vez con una realidad dura, de violencia, malos tratos y abusos que un buen número de estos pequeños vivían en su día a día. Nosotros intentamos en esos días ser una válvula de escape, una vía para que mediante el juego y la diversión del campamento, ellos viviesen una realidad diferente, un referente a pesar de nuestros defectos personales.

En los años sucesivos y durante otros 5 años, monitores como el sector de Sotrondio (Pedro, Bona, Nacho,...) y todos mis "hermanos parrokianos" (Javi, Chus, Chonchi,...) , Featriz, Lito y otros más, fueron para mí ejemplo de entrega, paciencia y amor hacia estos niños.

De algunos niños de aquellas colonias no sabemos nada. De otros, que parece que la historia se repite y han vuelto, para nuestra desgracia, al círculo en el que sus padres se habían visto envueltos. Unos pocos, gracias al trabajo y el seguimiento de otros monitores que pasarón después (gracias Fernazinger!!), han logrado enderezar su vida y se están labrando un futuro justo y dentro de lo que la vida permite, feliz.

Hoy la vida han cambiado y ya no podemos ,por distintos motivos, ir a los campamentos en el verano, ni a las actividades durante el año, pero intentamos seguir colaborando en otras tareas solidarias, relacionadas o no, y apoyando a los nuevos monitores que ahora llevan los grupos (el verano anterior me pasé por Ardoncino tres días con los nuevos grupo y fue prestoso).

Desde este foro, gracias a todos los que me permitieron disfrutar, a pesar de los cansancios, sustos y calores, de esos años, que sin duda están en mi TOP TEN personal.

Un abrazote a todos

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger templates ProBlogger Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP  

clasificados